¿Y tú, qué esperas? !Skapate!

  
  
  
VERSUS: Gloria Trevi y Alejandra Guzmán en PUEBLA
“Fantasy On Ice” hará temporada en MÉXICO
Los Cosacos Rusos realizarán gira por MÉXICO
Acróbatas del Motocross llegarán a MÉXICO

Paty Cantu en OPEN

La cantautora tapatía está en su mejor momento. A punto de lanzar un disco/evento preparado durante los últimos años; una producción llena de colaboraciones inesperadas, en la que sale de su zona de confort para enfrentarse a géneros y ritmos que no había abordado antes, mostrando que el riesgo y la aventura es el mejor camino al empoderamiento femenino para ofrecer lo mejor a sus seguidores, que son legión.

 

 



Esta pausa que has tomado del estudio de grabación, ¿fue intencional o estuviste en una búsqueda?
Después de Drama Queen En Vivo (2014) promoví intensamente tres canciones: una de ellas –“Valiente”– ha sido de las más exitosas de mi carrera. Me tocó ser una de las primeras artistas en Latinoamérica en empezar con el modelo del single by single. Con esa canción fue la primera vez que promocionaba mi música internacionalmente, llevándola a países como Argentina, Chile, Ecuador, Colombia, Perú, Panamá, España, Costa Rica… un montón de lugares que abrieron la posibilidad de un nuevo show que, a pesar de que conserva muchas canciones conocidas, trae un nuevo acercamiento en cuanto al showmanship. “Amor, amor, amor” tomó otros siete meses de promoción porque también la llevamos a todos esos países al tiempo que hacía conciertos en México y otros lugares. Además de sumarme a giras maravillosas de compañeros como Alejandro Sanz en España y después hacer mis primeras presentaciones en ese país con mi música, lo cual fue súper emocionante.

Con “Rompo Contigo” fue parecido y aunque no fueran los tres años completitos, estuve trabajando y haciendo shows. Justo por ese trabajo internacional y por los duetos con Juan Gabriel y la participación en La Voz Ecuador y México (con Miguel Bosé y Ana Torroja), me tocó presentarme dos veces seguidas en Viña del Mar y fue increíble. Todo eso me puso a componer y me abrió mucho la curiosidad y el apetito, creando conscientemente el mejor material que he hecho en mi vida. Lo que sucedió en esos años de viajar, experimentar y crecer cultural y musicalmente hablando, contagiándome de grandes maestros que me abrieron las puertas de su amistad y su musicalidad, resultó en un disco donde cada tema es un sencillo, aterrizado en un concepto con el que queremos aventuramos a hacer un happening musical y audiovisual que se llama #333, que verá la luz a principios de 2018 y en el que cada canción va a llegar al público de manera interactiva.

¿Entonces el disco será una especie de diario de viajes?
Por un lado va a ser un referente a todas esas experiencias en un sentido musical, como productora y como músico: las letras reflejan historias muy reales y distintas, con mucha fuerza y fragilidad a la vez, pero siempre desde el punto de vista de una mujer. Aunque hay tantas colaboraciones con hombres, estamos poniéndonos en un lugar de iguales porque para mi eso es importante. Es parte de mi mensaje y siempre lo ha sido. #Natural es una canción de fiesta, divertida, con una combinación de géneros que, aunque la compuse con un cantante boricua y un productor colombiano, el punto de vista que domina es el de la mujer y para mí eso era importante, porque en la diversión también se puede tener un poquito de feminismo.

 



Y en la sensualidad…
Por supuesto. No te puedo contar de todas las colaboraciones, pero puedo decirte que “Mariposa” es una de mis canciones favoritas: es una combinación de pop, ranchero y cumbia colombiana, pero con mucho feminismo. También “Miento”, que hice con Jesse Baez, un artista nuevo muy respetado que algunos dirán que es trap, pero para mí es R&B. Hicimos una química muy especial con esa canción que está cargada de empoderamiento sexual femenino.

¿Tuviste siempre claro que querías tener una voz como mujer, más allá de la etiqueta del feminismo?
Yo soy más bien humanista, pero defiendo a la mujer en el derecho a la igualdad y tengo una conciencia al respecto desde mis inicios. Cuando empecé a ver que me seguían mujeres, la comunidad gay –que me encanta– y las niñas, me entró una conciencia todavía más grande de esas inseguridades que yo tengo y que esas niñas seguramente tienen también. Esa opresión que se siente en este mundo machista tal vez no nada más la siente otra mujer sino otra parte de la comunidad. Como el niño que vimos en las redes sociales (Keaton Jones), que sufrió bullying por ser diferente.

En estos años que tienes como solista, ¿cómo enfrentaste a la industria y lograste poner tus propios términos en cuanto al tipo de artista que querías ser?
Es un proceso que no termina. Cuando comencé sola estaba en una etapa llena de miedos y tenía muchas cosas que probarme a mi misma. Me enfrenté a lo que seguía y quise hacer una banda de rock, porque siempre he tenido un corazoncito de rocker –aunque no parezca–, y en la rebeldía de que mi música siempre cambia es donde más se nota. Pero la composición me fue llevando a un lugar en donde tenía que hacerlo sola. Meses después terminé una relación personal y comencé el proceso de volverme solista, aprendiendo a estar sola en todos sentidos sin estar necesariamente lista.

La seguridad te la va dando la experiencia. Los duetos que hice en este disco soñaba con hacerlos desde el inicio de mi carrera y uno de ellos es con la persona que me puso a escribir; uno de los artistas más espectaculares del mundo. Claro que hubiera querido hacerlo cuando empezaba, pero creo que no estaba lista. Tenía que vivir y acercarme al público, tocar en muchísimos escenarios, aprender a liderar un equipo de producción y ganarme el respeto de mi equipo de trabajo.

 



Colaboraste con Juan Gabriel un año antes de que muriera. ¿Qué significó eso para ti?
Fueron dos sueños hechos realidad porque es el máximo ídolo de mi mamá y yo lo conocí por ella. El hecho de que haya compuesto tantas canciones y que cada una sea una historia y un homenaje a México es muy importante. Era un hombre cultísimo con una voz espectacular. Cuando se dio la invitación fue muy emocionante y me puse muy nerviosa porque era algo que soñaba. Me invitó a pasar el fin de semana con él y quedé realmente marcada por esa experiencia: me hizo crecer mucho y eso se refleja en los atrevimientos artísticos que tengo en este material tan fuera de mi zona de confort musical. No solo fue su humildad lo que me quedó, también su profesionalismo.

¿Quisieras que tus canciones pasaran a la historia como las de él?
Todo compositor quiere eso. Las canciones son los secretos que mi alma necesita gritarle al mundo. Siempre quise que mi historia fuera común y corriente para conectar con la gente allá afuera y que pudieran sentir lo que yo para no sentirme sola nunca. Que tu música quede en la historia significa que seguirá acompañando a la gente más allá de ti. Es la vida eterna del músico y del artista. No se puede aspirar a más.

DESTACADOS:
“No soy solo una mujer mexicana, también me siento diferente y a pesar de que estamos haciendo esta portada donde proyecto seguridad, esa seguridad la tengo dentro de mis propias inseguridades. Tengo el derecho a sentirme bonita o sensual en mi propia piel. Aunque no encaje en los estereotipos de belleza tradicionales”.

“Antes yo pedía la oportunidad de tomar las decisiones y hoy me encuentro con que siempre tengo la última palabra en cuanto a decisiones creativas. Soy líder del barco en que navego y eso es porque tengo un equipo al que respeto y escucho. Y ese respeto es mutuo”.

Visto 56 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.