¿Y tú, qué esperas? !Skapate!

  
  
  

Marisol González en OPEN

Fotografía: Roberto González y Mario Torreblanca

Agradecimiento a Bunnyfacio.blogspot.com

 

Desde niña estuvo expuesta a las competencias con otras mujeres. Aunque ella se niega a reconocerlo, su primera rival estaba en casa: era su propia hermana. De hecho la buena imagen que proyectaba la mayor fue lo que la animó a abandonar su comportamiento infantil.

Marisol González creció en Torreón dentro de un ambiente familiar protegida por todos, fue la menor y nadie ponía reparos en consentirla. Ella soñaba con ser modelo, pero ese anhelo tomaba algunas pausas los domingos, cuando acompañaba a su papá, hermanos y amigos al estadio de fútbol para ver al Club Santos, el equipo local. Nunca imaginaría que esa práctica tan sencilla de apoyar a esa escuadra, divertirse sanamente y sentir la pasión al cantar los goles, formaría su perfil para su carrera de televisión.

 

Galería de Fotos

 

 

 

 

 

Marisol surgió a la luz pública, al ganar el 2002 el certamen Nuestra Belleza México; al año siguiente partió hacia Panamá como representante de nuestro país en Miss Universo. En muy poco tiempo se vida había comenzado; a los 19 años se mudó al D.F. y se encontró con un mundo distinto, sacrificó cercanía con su familia y la comodidad de casa.

El resultado en el concurso no fue el que esperaba y regresó con una profunda depresión: "No sabía que hacer y caí en una crisis existencial. Al final, con Miss Universo maduré mucho, entendí que no hay triunfo sin dolor. Esa frase aplica para todo", dice.

¿Recomiendas a una chica participar en un concurso de belleza?
Claro, porque te hace crecer mucho y aprendes. Es una experiencia que te cambia la vida para siempre y por completo, aunque sea la frase más trillada, realmente lo es. Me abrió puertas, empecé a trabajar, a ganar mi propio dinero, comencé en la conducción de un día para otro, no sé si hubiera pasado todo esto de no haber entrado al concurso.

 

 

¿Crees que provocó un mal resultado?
Fue un año de muchos cambios, a Miss Universo llegué muy cansada y debería ser al revés, entrar con una mejor actitud.
Ése fue mi error. Después lo entiendes, pero ya no hay vuelta atrás, siempre es mejor pensar en lo que viene y tratar de ser positiva. Pero si me dolió y más a esa edad.

¿Llegaste a pensar que tenías defectos?
Si, me hice muy insegura, pero ya después entiendes que el físico, aunque siempre ayuda, es lo de menos. En esta carrera debes de tener un plus, ser disciplinada, puntual y profesional, eso te hace más grande.

¿Entre ese ejercicio de reinas de belleza se puede hacer buenas amigas?
Claro que se puede. Es como un salón de clases, siempre está la que todo el mundo odia, la que se cree lo máximo, la divina, la simpática, hay de todo y si hice muy buenas amigas. Por algún tiempo estuve en contacto con la Miss Argentina, pero ya pasaron muchos años y poco a poco se pierde. Todas somos iguales, con sueños y con la misma esperanza de ganar.

 

¿Qué plan tenías antes de participar en Miss Universo?
Estudiaba Comunicación y siempre me gustó el modelaje; ya tenía una agencia en Nueva York y quería mudarme para allá, pero fue justo cuando derribaron las Torres Gemelas y ya no fui. Entonces probé el modelaje aquí y no me gustó, es una cosa completamente distinta a la que imaginaba. Está padre, pero al final me gustó más lo que hago ahora.

¿Como llegaste a televisa deportes?
Entré a estudiar actuación en el CEA, al salir empecé a modelar y luego hubo un casting para ir a los Juegos Olímpicos de 2008, en Beijing. En la entrevista Javier Alarcón quiso saber si me gustaba el fútbol y respondí que si. Después de varias preguntas me explicó todo lo que iba hacer, sonaba como el trabajo ideal. Nunca imaginé viajar tanto, fue un grito total. Desde que estoy en Deportes no he parado de viajar.

¿Realmente te gustaba el Fútbol o mentiste para conseguir el trabajo?
No, fui muy sincera. No soy la experta, pero soy muy apasionada. Crecí yéndole a Santos de Torreón. No me toca cubrir otros deportes, cubro a la Selección y el equipo con el que trabajo es como una familia, aprendes con ellos y creces. Hago las "notos de color" en el fútbol, presento todo lo que hay alrededor de un partido, como preguntas a los deportistas, algo más de lo que se ve en la cancha. Mi misión es darle el toque sexy a un partido.

¿Qué es lo más complicado de tu trabajo?
Viajar mucho es cansado, pero cuando regresas y ves todo lo que hiciste y todo lo que puedes recuperar, es maravilloso. La gente piensa que es muy padre, pero se hacen varios sacrificios: no duermes bien, los llamados son muy temprano, te mueves de un lado a otro y las mujeres somos muy complicadas. Trabajo sólo con hombres y a veces no entienden que necesito más tiempo para arreglarme.

¿Y qué tan complicada eres más allá del tiempo que te lleva arreglarte?
Igual que todas, pero he tratado ser más práctica, en un mundo de tantos hombres aprendes a serlo. Ahora soy más puntual... siempre lo fui, pero no tan exageradamente como ellos. En el primer evento que hicimos, tuve problemas con la blusa que usaría y ellos ya estaban listos en el lobby. Yo llegue 15 minutos después y todos me vieron con mala cara, a partir de ahí, nunca volví a llegar tarde.

 

 

¿Estás segura que solamente eras impuntual?
Bueno... soy muy aprensiva, me pongo muy nerviosa, me lo tomo muy a pecho. Si me regañan me paso toda una semana seria, eso me estresa demasiado, sucede más en el trabajo, pero en toda mi vida soy así. Ahora aprendí a aceptar mis errores, a escuchar cuando hago las cosas más y a tratar de corregir. Eso ha sido parte de mi madurez: tener humildad para aceptar que me equivoqué.

¿En México hay una obsesión porque la gente que trabaja en televisión sea culta?

Si, existe y hay mucha gente que sólo está para criticar. Hay que ver el lado positivo de las cosas, no sólo juzgar, la gente no sabe lo que te pide un productor o los jefes.

¿Te emociona ir como conductora a los juegos olímpicos?
Si, mucho, pero no es tan fácil como la gente piensa. Tienes que con la mentalidad de que vas a dormir poco, que vas a comer a cualquier hora y cualquier cosa. De esa manera lo tienes que disfrutar, al final todo eso te deja más cosas buenas, llegas a estresarte mucho, no vas de placer sino a trabajar.

Se habló mucho del fin de tu relación con Saúl "El Canelo" Álvarez. ¿Qué haces luego de un rompimiento?
Es como en el trabajo, hay que ver el lado positivo de las cosas, siempre hay que ver lo bueno que te deja esa persona, Tengo mucho trabajo y mi mente siempre ha estado en lo que tengo que hacer, debo concentrarme; la vida personal es importante, pero hay que aprender a separarla del trabajo, así que no me dio tiempo ni de sufrir.

¿Recibes más llamadas de fans y pretendientes ahora que se sabe de tu soltería o antes, cuando tenías novio?
Siempre hay gente que te busca y cuando no tienes novio es más fácil que se acerquen, pero la gente que trato de disfrutar cuando estoy soltera son mi familia y mis amigos.

¿Una mujer nunca se decepciona del amor?
Todas tenemos una etapa sensible cuando te hieren, pero pasa, no puedes estarte en ese tipo de pensamientos. Al final siempre te abres a nuevas personas y posibilidades de ser feliz.

Visto 4788 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.